MUMBLE MUMBLE // LA MEJOR VERSIÓN DE MI MISMA

Mumble-cassi

Mi nombre es Casandra, tengo 25 años. ¿De dónde soy? Nací en Argentina, viví 10 años en Barcelona, pero mi pasaporte es italiano. Así que supongo que, legalmente hablando, se podría decir que soy italiana, aún que nunca antes haya vivido allí.
Supongo también, y no sé muy bien porqué, existe esa necesidad de encasillarte en un perfil, de limar tus diferencias y de ponerte un millón de etiquetas, de meterte en una caja estrecha con unos cuantos adjetivos y decirte: eres tú. Para vivir con la carga de lo que otros piensan que eres y sin pararte a pensar, en lo que en realidad, eres.
Estoy marcando nuevos horizontes hacia Dios sabe dónde. Soy una extraña en mi propia piel. No me siento de ningún lugar. Estoy en tierra de nadie, todo el mundo a mi alrededor parece totalmente perdido. No hay nada que me detenga, no hay barreras, salvo las que yo quiera ponerme. No hay ningún sitio en el que me sienta en casa y ningún lugar al que necesite volver. Hay poca gente que me echará verdaderamente de menos, poca gente a la que habré marcado de alguna manera, alguna vez.
Me siento pequeña en un mundo de gigantes. Especialista en nada, y a veces con aires de me lo sé todo. Pronto me abrumará la realidad. El vivir y el conocer mis límites. Ya no queda suelo dónde apoyar los pies, ni lugar dónde refugiarme.
Y es ahora, cuando me doy cuenta de que nunca antes me había sentido tan viva, no paso por la vida… la vivo! Tan libre, tan feliz… al final soy capaz de tomar las riendas. Abro las ventanas, porque todo lo que veo es para mí, todo está a mis pies. Esperando a ser descubierto, ahora que soy capaz de ver, lo que siempre había estado ahí.
Es el final de una etapa, siento que en realidad los cambios más importantes que he hecho, son estos últimos, los internos. Me detengo a contemplar las huellas que he dejado atrás. Para bien o para mal, mis triunfos o mis fracasos son sólo míos, y voy en busca de mi identidad.
No estoy obligada a seguir a delante. Pero dentro crece un deseo que no soy capaz de refrenar. Todo lo que me espera, me atrae, me conmueve, me invita a seguir, despierta un murmullo muy dentro de mi alma, que es muy difícil de explicar… nace en el fondo de mis entrañas y me impide pensar en otra cosa. Ya no tengo miedo, ya no soy frágil.
Doy mis primeros pasos en el camino, y disfruto tanto de él, que a veces pienso que vamos juntos y que él también quiere que lo recorra. Tiene la necesidad de demostrarme que cada vez puede ser más hermoso, si soy valiente y aprendo a caminar.
Así que, para los que creen en imposibles, y para los que se atreven a soñar. Para los que luchan y buscan su propio camino. Para los que no temen ni el frío, ni la soledad, ni se dan por vencidos. Para los que como yo, a pesar del daño abren su corazón… sólo para ellos, sólo para nosotros, está abierta la puerta de la felicidad.
Todo llega en su momento.

HOY NACE MI NUEVA YO. Y LA MEJOR VERSIÓN DE MI MISMA

Written by Casandra Ruggeri

MinimalMag

MinimalMag

MinimalMag

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Reload Image
Enter Code*: